Big Data y su aplicación a la salud

14 Marzo 2017

Recientemente hemos hablado de cómo distintas tecnologías de la información y la comunicación, tales como realidad virtual o inteligencia artificial encontraban grandes aplicaciones en el campo de la salud.

Hoy continuamos esta serie de monográficos en los que relacionamos estas nuevas tecnologías con la salud.

En particular queremos traeros una pequeña píldora informativa sobre el Big Data, y los avances que en este citado campo está ofreciendo o puede ofrecer.

 

Qué es el Big Data

El Big Data es una disciplina encargada de estudiar la recolección, transformación, almacenamiento, análisis y visualización de grandes volúmenes de datos.

Esta cantidad de datos, es tan grande, que no es posible tratarla con los sistemas de información convencionales.

El origen de esta información es muy heterogéneo. Puede estar producida por las personas a través de los canales habituales de mensajería, emailing, o en internet a través de las tecnologías web 2.0 (que convierten al consumidor de información en potencial productor), como los blogs o las redes sociales; o bien producida por máquinas o automatismos de los propios sistemas, es el casos las comunicaciones M2M (P.E. información que comparten los sensores) o las transacciones de datos de los sistemas de información.

En la mayoría de los casos la información carece de una estructura propia, por lo que requiere la aplicación de tecnologías apropiadas (como el almacenamiento NoSQL o la minería de datos) para que pueda ser explotada.

 

Aplicaciones del Big Data

Pues una de sus principales aplicaciones, o quizás las principal, es puramente comercial. Gracias al BigData, empresas como Amazon conocer mejor los patrones y perfiles de consumo de cada usuario, lo que le permite ofrecer una oferta más adaptada, generando una gran cantidad de venta cruzada.

También los grandes almacenes suelen explotar las peticiones de escucha wifi que los smartphones envían a los puntos de acceso, de manera que pueden conocer la ruta que realizan los consumidores, conociendo incluso cuánto tiempo pasa en cada lugar.

Pero el BigData no sólo ofrece soluciones que redundan en la cuenta de resultado de las empresas, también en un gran aliado para la mejora del medio ambiente, el turismo, el ahorro energético, la optimización del transporte, los sistemas de salud públicos, o por supuesto de las investigaciones en distintos ámbitos.

 

Qué puede aportar el Big Data a la salud

El Big Data está llamado a ser uno de los grandes baluartes de la predicción, el prediagnóstico y la prevención. Vamos a citar algunos ejemplo concretos:

Hacia mediados 2009, el mundo experimentó una pandemia de gripe A, llamada gripe porcina o H1N1. El website Google Flu Trends fue capaz de predecirla gracias a los resultados de las búsquedas. Flu Trends usa los datos de las búsquedas de los usuarios que contienen síntomas parecidos a la enfermedad de la gripe y los agrega según ubicación y fecha, y es capaz de predecir la actividad de la gripe hasta con dos semanas de antelación más que los sistemas tradicionales.

De hecho, en Nueva Zelanda cruzaron los datos de Google Flu Trends con datos existentes de los sistemas de salud nacionales, y comprobaron que estaban alineados.

Otro caso notable, fue el experimentado por el medicamento “Vioxx” de la farmacéutica Merck. Se trataba de un potente analgésico de última generación que consiguió un considerable éxito comercial. Sin embargo, la aplicación de analítica Big Data, permitió identificar numerosos casos en los que se llegaron a desarrollar efectos secundarios bastante nocivos e incluso la muerte. Fue gracias a ese estudio basado en Big Data como se identificaron los riesgos vasculares que entrañaba para los pacientes, llegando a provocar la retirada de este producto del mercado (y por tanto evitando la muerte prematura de otros pacientes que se pudieran ver intoxicados por este fármaco),

Para terminar, Científicos del Instituto Neurológico y el Hospital de Montreal, en Canadá, han hecho uso del Big Data para facilitar el diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer. Mediante el estudio de más de 7.700 imágenes cerebrales de 1.171 personas en diversas etapas de progresión de la enfermedad, han revelado que el primer síntoma detectable del Alzheimer es una disminución del flujo sanguíneo en el cerebro, frente a estudios anteriores que lo atribuían al aumento de la proteína amiloide.

 

REFERENCIAS:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Big_data
  2. http://www-01.ibm.com/software/data/bigdata/
  3. http://mike2.openmethodology.org/wiki/Big_Data_Definition
  4. http://poyatosdiaz.com/index.php/big-data-y-el-sector-de-la-salud-el-futuro-de-la-sanidad
  5. http://www.ticbeat.com/bigdata/punado-vidas-big-data-sector-sanitario/
  6. https://www.mcgill.ca/neuro/Alzheimers-Big-Data-Physiology
Administrador
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE