Cómo es el proceso de toma de decisiones

19 Octubre 2017

Hoy aprovechamos este espacio para ofrecer un enfoque mucho más práctico de los avances que aportan las distintas investigaciones neurocientíficas.

Se trata de conocer cómo es el proceso de toma de decisiones que se produce en nuestro cerebro. Algo que nos afecta a diario, y que tiene grandes repercusiones en nuestra vida social o laboral, pero que en realidad hacemos constantemente en cualquier momento y en cualquier situación, aunque de manera inconsciente.

De hecho, este conocimiento es especialmente vital en áreas empresariales como la gestión de equipos.


¿Qué nos cuenta la neurociencia o los expertos en ella a este respecto?

A este respecto fue preguntado en una reciente entrevista el Director del Laboratorio de Neurología y Toma de Decisiones del CSIC Luis Martínez.

Precisamente, destacaba la importancia de este proceso en el ámbito empresarial, y comentaba que el trabajo de Daniel Kahneman, (Premio Nobel de Economía en 2003) supuso un punto de inflexión al postular un sistema de decisiones de dos capas: una primera muy emocional, llena de sesgos y sentimientos, utilizada en la mayoría de resoluciones y una segunda es la que aparece en una segunda fase, más racional.

Cuando se está muy presionado se utiliza solo la primera y, si hay tiempo, la segunda.

Por otra parte, dos de los neurocientíficos más destacados en este campo, son sin duda Antonio Damasio y Joseph LeDoux, ambos han demostrado ampliamente que no es posible una toma de decisiones sin implicaciones emocionales.


¿Qué experimentos o qué ejemplos nos pueden ilustrar?

El economista de la conducta e investigador del MIT, Dan Ariely, autor de Las Trampas del Deseo, ofrece una interesante visión sobre nuestro comportamiento en torno a la toma de decisiones. En una célebre ponencia demostró el poder de la opción por omisión. Citó como ejemplo la tasa de afiliaciones al programa de donación de órganos en los distintos países europeos, y mostraba una gráfica:

En ella se apreciaba la abismal diferencia entre países culturalmente muy similares, como el caso de Suecia y Dinamarca, o Alemania y Austria, y sin embargo no parecía existir una razón que sustentara tal diferencia.

Cuando mostró el formulario usado en los países con altas cotas de afiliados frente aquellos que no lo lograban, había una diferencia muy significativa.

Los programas que menos afiliados (en %) lograban, debían de marcar la opción de donar órganos y afiliarse, mientras que en los demás marcar la casilla significaba no donarlos y no afiliarse.

Por tanto, cuando la decisión es compleja, y debe tomarse en poco espacio de tiempo, el ser humano prefiere aceptar la decisión que se haya tomado por defecto para él.

Otro experimento célebre, es con respecto a cómo funcionan los sistemas de incentivos. Se produjo en unas guardería de Israel, y queda muy bien recogido en libro Freakonomics de los Economistas Steven D. Levitt y Stephen J. Dubner.

En estas guarderías pretendían resolver un problema de puntualidad de los padres que llegaban tarde a recoger a sus hijos. Para ello, impusieron un incentivo económico, una multa de 3 dólares por llegar tarde.

Sin embargo, el resultado fue muy contraproducente, los retrasos no sólo aumentaron sino que se generalizaron. El hecho es que el incentivo económico sustituía a otro incentivo más poderoso, el moral. Antes los padres se esforzaban por recoger pronto a sus hijos. Con este nuevo incentivo desaparecía la culpabilidad por llegar tarde. Por una sanción económica, fácil de pagar. Con unos pocos dólares, los padres compraban su culpa y, de paso, ganaban unos valiosos minutos. 

 

REFERENCIAS:

  1. https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/10/12/fortunas/1507824746_745060.html
  2. https://pmqlinkedin.wordpress.com/about/neurociencia/
  3. https://escuelaconcerebro.wordpress.com/tag/toma-de-decisiones/
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol S. A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán hasta la adjudicación de un puesto de trabajo o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para cumplir con la finalidad para los que han sido recabados.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en SOFTWARE DELSOL S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

© Copyright 2019 | Política de privacidad | Cookies | Desarrollo web: Software DELSOL

InicioContacto
Ajustes de privacidad
Decide qué cookies quieres permitir.
Puedes cambiar estos ajustes en cualquier momento. Sin embargo, esto puede hacer que algunas funciones dejen de estar disponibles.
Este sitio web no podrá:
    Este sitio web podrá:
      INDICE