Escala de Wechsler (en niños: WISC-IV; en adultos WAIS-IV)

16 Mayo 2019

"La inteligencia es una habilidad general y global que permite al individuo comprender el mundo, adaptarse a él y enfrentarse de manera eficiente a los desafíos"

“Aquello que medimos con las pruebas no es lo que las pruebas miden, ni información, ni percepción espacial, ni capacidad de razonamiento. Son solo medios para alcanzar un fin. Aquello que miden las pruebas de inteligencia es algo mucho más importante: la capacidad de un individuo para comprender el mundo a su alrededor y su ingenio para afrontar los desafíos que se le presentan”.

La frase anterior se le atribuye a David Wechsler (1896-1981), psicólogo estadounidense nacido en Rumanía, que dedicó su vida y trabajo a la investigación y mejora de los test estandarizados, sobre todo a aquellos que hacían referencia a la evaluación de las capacidades cognitivas y la inteligencia.

A lo largo de su vida, Wechsler tuvo la oportunidad de conocer a expertos en el estudio de la inteligencia. Este hecho le aportó una mayor motivación para abordar la investigación sobre la misma, desde una aproximación más acorde a las nuevas teorías y perspectivas.

A lo largo de la primera mitad del siglo XX se desarrollaron varias definiciones del constructo inteligencia, y varias formas para su evaluación. Por ejemplo, Galton (1883) entendía que la inteligencia era una única propiedad, heredada genéticamente, que permitía la supervivencia de los individuos mejor adaptados a través de la selección natural.

Al mismo tiempo, Binet y Simon (1905) exploraban el desarrollo de la inteligencia no solo como una herencia genética, sino también como fruto de la interacción de un individuo con el ambiente y sus posibilidades. A partir de estos estudios se creó y empezó a utilizar el término Cociente Intelectual (CI), como el resultado del cociente entre la edad mental y la edad cronológica.

Poco tiempo después, Spearman (1923) publicó su “Teoría Bifactorial de Inteligencia”. En ella diferenciaba un factor “G”, como un factor general de inteligencia y medida de la capacidad de adaptación, y un factor “S”, como un factor específico referido a capacidades específicas.

Tras el estudio de estas y otras teorías, Wechsler concluyó que los test de inteligencia delimitaban sus componentes y la amplitud de su significado. Para él la inteligencia era la unión de un factor global con diferentes factores específicos integrados que proporcionaban una adaptación al entorno.

Una de las definiciones que se atribuye al propio Wechsler es: “la inteligencia es una habilidad general y global que permite al individuo comprender el mundo, adaptarse a él y enfrentarse de manera eficiente a los desafíos”. A la vez, según Wechsler, esta habilidad estaba influida por los genes y el ambiente. Por este motivo no era posible medir solo una parte del constructo, o atribuirlo a un origen específico.

En 1939 Wechsler publica su primera escala de inteligencia, la Escala Wechsler-Bellevue de Inteligencia. En ella incluía diferentes tareas tanto de carácter verbal como de carácter manipulativo. Ambos tipos de tareas eran necesarias para poder valorar situaciones donde la inteligencia se podía ver reflejada.

Poco tiempo después la primera escala se modificó y se ha ido actualizando a lo largo de los años. A día de hoy el modelo de inteligencia de las escalas Wechsler ha sufrido grandes cambios desde su origen. Las pruebas están basadas en las teorías contemporáneas de inteligencia y se utilizan los resultados de las investigaciones en neuropsicología para sus actualizaciones.

Podemos encontrar tres escalas adaptadas para la valoración de la inteligencia en diferentes rangos de edad:

  • Escala Wechsler de inteligencia para adultos (WAIS), versión derivada de la original Escala Wechsler-Bellevue. Se puede administrar entre los 16 y los 89 años, aunque para algunas pruebas concretas solo se cuenta con baremos para edades entre 16 y 69 años.
  • Escala Wechsler de inteligencia para niños (WISC), se puede administrar entre los 6 y los 16 años.
  • Escala Wechsler de inteligencia para preescolar (WPPSI), se puede administrar entre los 0 y los 6 años.

A partir de las escalas de Wechsler se puede extraer una puntuación de CI. A diferencia del elaborado por Binet y Simon en años anteriores, la puntuación consiste en una estandarización de la puntuación directa (esto es una puntuación Z, con media igual a 10 y desviación típica igual a 3). El resultado indica cuánto se desvía una puntuación de un individuo respecto a su grupo de referencia.

En cada una de las escalas se realizan tareas diferenciadas de carácter verbal y de carácter manipulativo. Por este motivo, es posible extraer tres puntuaciones CI diferentes: CI verbal, CI manipulativo y CI total.

 

Escala Wechsler de inteligencia para adultos (WAIS-IV)

A la vista de la idea de Wechsler sobre la inteligencia, y su posibilidad de verla reflejada en diferentes situaciones, la escala de adultos se compone de varias tareas, también denominadas subtest, formadas por ítems de dificultad creciente en todos los casos.

La escala WAIS-IV es la última versión actualizada para la valoración de adultos. La versión inglesa fue publicada en 2008 y la versión española en 2012. En esta versión se han mantenido muchas de las tareas utilizadas en versiones anteriores. Otras se han eliminado, por ejemplo las pruebas Historietas y Rompecabezas.

Los ámbitos más habituales donde se utiliza la escala WAIS-IV son el clínico y de la salud, escolar, forense y de recursos humanos. Concretamente persigue los propósitos de clasificar, describir y predecir la capacidad intelectual y poder, después, planificar intervenciones.

La WAIS-IV incluye quince tareas de las cuales diez son principales y cuatro son opcionales. Las principales se deben realizar siempre que se desee obtener una puntuación de un índice en concreto. Las opcionales permiten evaluar con mayor detalle algún aspecto en concreto. Además, se pueden utilizar para reemplazar alguna de las tareas principales si es necesario.

Las tareas se agrupan en cuatro áreas de aptitud, que se corresponden con cuatro índices diferenciados:

  • Comprensión verbal: valora el conocimiento adquirido a través de la educación, el razonamiento verbal y la formación de conceptos. Las tareas consisten en el trabajo con palabras (definiciones y semejanzas) y en responder preguntas de conocimiento.
  • Razonamiento perceptivo: valora la capacidad de procesamiento y análisis visoespacial y las habilidades visomotoras. Se utilizan tareas de manipulación (reproducción de modelos) y procesamiento abstracto de imágenes.
  • Memoria de trabajo: valora la capacidad de retener y manipular una cantidad de información en la memoria mientras se trabaja con ella. Los procesos cognitivos implicados incluyen la atención, la memoria, la inhibición y el procesamiento. Las tareas incluyen el trabajo con números y letras (operaciones aritméticas y repetición de secuencias).
  • Velocidad de procesamiento: valora la capacidad de trabajo con una información dada (ordenar, explorar y analizar) de forma rápida y eficaz. Las tareas consisten en ejercicios de búsqueda e identificación de símbolos.

Si se analizan conjuntamente las puntuaciones de las diez tareas principales se obtiene un Índice de Inteligencia Total. Si se analizan solo las tareas de comprensión verbal y razonamiento perceptivo se puede obtener un Índice de Capacidad General. Este último índice es útil cuando se presentan discrepancias entre las puntuaciones de los cuatro índices previos.

 

Pruebas de la Escala Wechsler de inteligencia para adultos (WAIS-IV)

 

Índice Tareas principales Tareas opcionales
Comprensión verbal
  • Semejanzas
  • Vocabulario
  • Información
  • Comprensión
Razonamiento perceptivo
  • Cubos
  • Matrices
  • Puzles visuales
  • Balanza
  • Figuras incompletas
Memoria de trabajo
  • Dígitos
  • Aritmética
  • Letras y números
Velocidad de razonamiento
  • Búsqueda de símbolos
  • Clave de números
  • Cancelación

 

Además de los cuatro índices diferentes de aptitud, y los de inteligencia total y capacidad general, la escala de adultos ofrece ocho puntuaciones de procesamiento para una valoración más detallada de las capacidades y los límites intelectuales de una persona.

Para su interpretación cada ítem correcto se corresponde con un punto, de tal modo que la puntuación final es la suma de todos los puntos. La puntuación total se transforma después obteniendo un coeficiente de variación. El coeficiente se interpreta de manera más acertada al comparar el dato con un grupo de referencia. La escala cuenta con baremos normalizados para cada franja de edad.

 

Aplicación de la escala WAIS-IV

La aplicación de las tareas de la escala WAIS-IV tiene un orden establecido que se informa en el cuadernillo de aplicación. El orden se diferencia de las versiones anteriores procurando hacer la evaluación más variada, entretenida y amena. Se aplica de manera individual por un profesional cualificado para su aplicación.

La duración de la prueba puede variar dependiendo de las características de la persona. De manera general la aplicación completa de todos los subtest puede durar aproximadamente 120 minutos, aunque si se utilizan solo las tareas principales el tiempo se puede reducir a 90 minutos, aproximadamente.

Existe la posibilidad de utilizar una versión reducida en los siguientes casos: cuando se necesite un instrumento rápido de evaluación global del CI, cuando no se requiera un informe detallado de la capacidad de procesamiento intelectual, y en poblaciones de mayores puesto que son más susceptibles a la fatiga y a la pérdida de atención.

Debido a su larga duración algunos subtest se pueden utilizar para valorar procesos cognitivos específicos, sin la posibilidad de obtener un índice de funcionamiento general pero suficiente para tener una información específica necesaria en algunos casos. Por ejemplo, algunas tareas de memoria de trabajo son utilizadas de manera separada para obtener una estimación de la capacidad de control cognitivo.

 

Escala Wechsler de inteligencia para niños (WISC-IV)

En 1949, se creó la primera escala Wechsler de inteligencia para la evaluación de niños en edad infantil hasta los 16 años (WISC). Con el paso de los años la escala original se ha ido actualizando junto con el avance en el estudio de la inteligencia, el desarrollo cognitivo y las diferencias individuales.

La última versión de esta escala es la WISC-IV. En España fue publicada en 2005 y desde entonces es uno de los instrumentos más utilizados en contextos educativos y clínicos y de la salud o, en general, en todos aquellos contextos donde se evalúe la inteligencia de niños y adolescentes.

La escala WISC consiste en una adaptación de la escala WAIS para adultos. Por este motivo, las características generales y la estructura de los subtest es similar a la versión de adultos, tan solo varía en la complejidad de las tareas.

De nuevo encontramos cuatro áreas de aptitud en las que se engloban los diferentes subtest: comprensión verbal, procesamiento perceptivo, memoria de trabajo y velocidad de procesamiento.

La escala cuenta con un total de quince tareas, de las cuales diez son principales y cinco son optativas. Al tener en cuenta las áreas de aptitud por separado se pueden obtener cuatro índices diferenciados, además de un índice de capacidad intelectual total.

 

Pruebas de la Escala Wechsler de inteligencia para niños (WISC-IV)

 

Índice Tareas principales Tareas opcionales
Comprensión verbal
  • Semejanzas
  • Vocabulario
  • Comprensión
  • Información
  • Adivinanzas
Razonamiento perceptivo
  • Cubos
  • Conceptos
  • Matrices
  • Figuras incompletas
Memoria de trabajo
  • Dígitos
  • Letras y números
  • Aritmética
Velocidad de razonamiento
  • Claves
  • Búsqueda de símbolos
  • Animales

 

La corrección de las pruebas del WISC-IV es más compleja que la versión de adultos. En algunos casos se utiliza la puntuación sencilla de correcto/incorrecto, y en otros casos se utilizan plantillas. Además, para algunas tareas es necesario conocer bien los criterios de corrección para poder valorar adecuadamente la tarea.

Por otra parte, para valorar un acierto con un punto se deben tener en cuenta ciertas consideraciones dependiendo de la tarea. Por ejemplo, en algunos casos se debe ponderar el acierto dependiendo de la dificultad del ítem, de la velocidad de respuesta, de la calidad y precisión, o calcularlo como la diferencia entre aciertos y errores.

Al final, se realiza la suma de todos los puntos y se transforma el valor para poder estandarizarlo (puntuación Z, con media igual a 10 y desviación típica igual 3) y compáralo, así, con un grupo de referencia.

 

Aplicación de la escala WISC-IV

La aplicación de las tareas de la WISC-IV se realiza de forma individualizada siguiendo el orden establecido en el manual de aplicación.

El tiempo necesario para evaluar todas las tareas oscila entre 90 y 110 minutos, aproximadamente. Sin embargo, el tiempo se puede reducir entre 60 y 75 minutos si solo se valoran las diez tareas principales. En este caso no existe la posibilidad de utilizar una versión reducida aunque no se conoce ningún impedimento al aplicar las diez pruebas principales en lugar de la versión completa.

Al interpretar los resultados de la WISC-IV no debemos olvidar que se trata de un instrumento que proporciona una aproximación y una estimación al funcionamiento intelectual, y no un resultado explicativo absoluto. En todo tipo de evaluaciones, y más importante en el caso de la inteligencia y en edades tempranas del desarrollo, se debe contemplar la valoración junto con otros instrumentos de medida.

 

Las escalas Wechsler. Conclusiones

El estudio de la inteligencia, y la creación de instrumentos capaces de medir el constructo, es una fuente de investigación que en la actualidad sigue en auge debido a la dificultad de su limitación y evaluación.

Las escalas Wechsler son unas de las escalas más usadas pues han supuesto una estandarización de los resultados en función de diferentes grupos normativos, además de presentar unos manuales perfectamente adaptados a su objetivo.

Otra característica importante de las escalas Wechsler es la posibilidad de análisis y comparación intraindividual. Para cada individuo que realiza la prueba es posible extraer distintos índices y contrastarlos entre sí. De este modo, es posible observar el nivel alcanzado o las dificultades que se pueden presentar en los diferentes procesos cognitivos implicados.

Un detalle a tener en cuenta es que la escala WISC-IV para la evaluación de la inteligencia en niños es poco sensible a las dificultades de aprendizaje. En algunos casos no se incluyen tareas de carácter no verbal, por lo que no es posible evaluar los mismos procesos y aptitudes de igual modo en todos los niños que realizan esta escala.

Aun conociendo algunas carencias en las escalas Wechsler estas pruebas son ampliamente reconocidas por su validez y fiabilidad. Son utilizadas en una gran cantidad de contextos y se han adaptado y traducido a números idiomas y culturas por todo el mundo. Actualmente siguen realizándose actualizaciones con el objetivo de mantener las pruebas actualizadas frente a los cambios en la sociedad.

 

También te puede interesar:

Software DELSOL
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol S. A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán hasta la adjudicación de un puesto de trabajo o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para cumplir con la finalidad para los que han sido recabados.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en SOFTWARE DELSOL S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

© Copyright 2019 | Política de privacidad | Cookies | Desarrollo web: Software DELSOL

InicioContacto
Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE