En clave de ciencia: Tareas de atención (parte II). Atención dividida

11 Octubre 2016

Tareas de atención (parte II): atención dividida

La atención dividida se pone de manifiesto en situaciones en las que hay que ejecutar simultáneamente más de una tarea. Ejemplos de tareas de atención dividida son aquellas en las que se pide a los participantes que realicen dos tareas simultáneamente: a) una tarea de detección visual y b) una tarea aritmética. Se puede variar la cantidad de recursos destinados a cada tarea (p.e., enfatizando bien la visual o la aritmética). Para determinar el coste que supone dividir la atención se determina el rendimiento en una tarea cuando se realiza de forma aislada (e.g., memorizar una lista de palabras) y se compara con la ejecución cuando se realiza simultáneamente otra tarea (e.g., responder a un determinado tono).

Se pueden utilizar tareas de memoria para configurar una tarea de atención dividida. Por ejemplo para este fin se ha utilizado una Sternberg task que consiste en una tarea de memoria a corto plazo en la que la persona debe decir si un ítem se ha presentado en una lista que se acaba de presentar. Así, se pueden presentar listas de ítems solas (condición simple) o junto con otra lista (condición dual task). A lo largo de los ensayos se va reduciendo el tiempo de presentación. Esta tarea se ha aplicado en un programa de entrenamiento, junto a otras tareas, y encontraron algunas mejoras inmediatas en participantes con DCL. También se producía cierta generalización (Bevellive et al., 2006).

7e53166e-2e88-44a9-9d59-6cca15a479001-768x4801
Otra tarea de Atención dividida, que implica tareas perceptivas, consiste en identificar el color de una letra (e.g., X) al mismo tiempo que se indica cuál de dos letras se ha presentado (e.g., B o C). Los efectos de realizar estas tareas se han estudiado tanto en jóvenes como en adultos (sin deterioro), siendo positivos en ambos casos. Se obtiene por lo tanto un efecto inmediato del entrenamiento, que se transfiere a tareas parecidas (Bherer et al., 2008).

Otro ejemplo implica realizar una tarea de seguimiento junto con la tarea de atención selectiva. Se presenta un estímulo en el centro de la pantalla que se desplaza a lo largo de la misma. El estímulo es un anillo blanco. El objetivo es mantener el estímulo en el centro de la pantalla. Al mismo tiempo que mantiene el estímulo en el centro de la pantalla, debe decir en qué parte de la pantalla, de las seis áreas restantes en que está dividida la pantalla, aparece un estímulo.

También se puede presentar la tarea de seguimiento junto con una tarea de n-back viso-espacial. En este caso, se debe mantener un estímulo en el centro de la pantalla y recordar a la vez si un estímulo presentado con anterioridad (2 ensayos antes) se encuentra en la misma posición que el actual. El entrenamiento en estas tareas atencionales mejora el rendimiento en tareas de conducción (Cassavaught et al., 2009).

Algunas de las tareas que se han descrito anteriormente en el apartado de velocidad, pueden también considerarse de atención dividida. Por ejemplo la tarea UFOV que consiste en detectar si un blanco (dibujo de un coche) que se presenta en el centro de la pantalla es un coche o un camión, y al mismo tiempo determinar la ubicación de una señal en la región periférica de la pantalla. Como hemos comentado, este entrenamiento resulta efectivo con mayores sanos y con DCL (Unvergatz et al., 2009).

Las tareas UFOV también se han utilizado junto con una tarea auditiva (juzgar si una serie de tonos son ascendentes o descendentes) mientras se realiza la tarea visual. Una vez que se alcanza una ejecución del 75% en el nivel más complejo en una duración dada, la duración de la pantalla disminuye y se repite el proceso. El entrenamiento en esta tarea se transfiere a medidas similares de procesamiento de información visual como las evaluadas por el test UFOV y el Starry Night. No hay transferencia a otras tareas de velocidad diferentes ni a otros dominios cognitivos. (Edwards et al., 2002; Vance et al., 2007).

En el programa STIMULUS®, también se incluyen tareas de atención dividida (Seguir dos bolas). Se trata de una tarea dual. En la que dos bolas se mueven en el interior de sendos recuadros. Si el color de la bola coincide con el color de la pared que va a golpear, los usuarios deben abstenerse de responder. Pero, si el color de la bola no coincide con el color del recuadro en el que se mueve, los usuarios deben hacer clic en el interior de ese recuadro para que el color cambie al de la pelota.

Esta tarea entrena las funciones ejecutivas de inhibición y cambio de tarea. Otras tareas similares, empleadas en diversos estudios, junto a otras de atención selectiva, parecen incidir en la mejora de diversas medidas de memoria visoespacial, memoria de trabajo, aprendizaje visoespacial y atención sostenida en participantes adultos sanos (Peretz et al., 2011).

Administrador
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE