Mejorar el rendimiento cognitivo y la inteligencia emocional de adolescentes con Pokemon Go!

24 Noviembre 2017

Un equipo de investigadores de la Universidad de Jaén demuestra mejoras a nivel cognitivo, físico y emocional en adolescentes que jugaron a Pokemon Go!

En este espacio, hemos hablado en más de una ocasión de los posibles beneficios de los videojuegos, matizando también sus posibles riesgos. 

Casi siempre atendiendo a las mejoras de las habilidades cognitivas o la salud mental en general.

Hoy volvemos a ello, pero con varias particularidades. La primera de ellas, es que en este caso, no sólo se trata de una investigación que aborda los beneficios en cuanto a la salud mental de los sujetos, sino también los beneficios a nivel físico. Y la segunda, con respecto al tipo de videojuego, ya que se trata de un estudio sobre el famoso Pokemon Go!, muchas veces rodeado de polémica por los distintos accidentes que ha podido provocar.

En este caso, vamos a ver la cara amable de estos videojuegos de realidad aumentada, que pueden ser un gran aliado en la lucha contra el sedentarismo en la adolescencia.

 

Recordemos qué es Pokemon Go

Es un videojuego de realidad aumentada basado en la localización que se hizo muy popular. Consiste en buscar y capturar personajes de la saga Pokemon, escondidos en ubicaciones del mundo real y luchar con ellos, lo que implica desplazarse físicamente por las calles de la ciudad para progresar.

Además, la aplicación fomenta la interacción social, ya que promueve reuniones de usuario en las distintas ubicaciones.

 

Cómo surge este estudio y qué resultados obtuvieron

Pues los responsables son muy cercanos a nosotros, porque está formado por un equipo de investigadores de la Universidad de Jaén en colaboración con la Universidad de Granada.

En concreto se trata del grupo de la UJA “Actividad Física Aplicada a la Educación y Salud”.

Se trataba de estudiar los efectos que tiene el juego de realidad aumentada Pokémon Go en los jóvenes de entre 12 y 15 años.

Para ello, han analizado el comportamiento de dos grupos de jóvenes durante 8 semanas, uno jugaba al Pokémon Go y otro no.

Han demostrado que los jugadores del vídeo juego dedicaban 40 minutos al día a jugar y recorrieron 54 kilómetros durante todo el periodo de estudio.

Los resultados muestran que la práctica de este vídeo juego aumenta el rendimiento cognitivo de sus usuarios, mejora la gestión de sus emociones y, en líneas generales, afecta positivamente a sus niveles de atención, concentración y sociabilidad.

Además, uno de los hallazgos más destacados de este estudio es que Pokémon Go incrementa, de manera lúdica, la cantidad de actividad física diaria en adolescentes, así como también afecta positivamente a sus relaciones sociales.

 

Qué conclusiones se pueden obtener

Según Alberto Ruiz-Ariza, primer autor de este trabajo y miembro del grupo. “Los videojuegos activos muestran una gran utilidad para el fomento de la práctica de actividad física, pudiendo emplearse como complemento a las clases de Educación Física, o incluso como recurso durante las mismas”.

y añade que “Juegos digitales que conlleven de forma intrínseca la práctica de actividad física, como el caso de Pokémon Go u otros como Dance Dance Revolution, Nintendo Wii o Makoto Arena, podrían ser útiles para motivar al alumnado de Educación Secundaria a practicar la cantidad mínima recomendada de al menos 60 minutos al día de actividad física”.

Algunos razonamientos que se exponen a lo largo de este trabajo científico son que la actividad física llevada a cabo durante la práctica de este vídeojuego puede aumentar la irrigación sanguínea cerebral y producir una serie de beneficios a nivel neuronal, que a su vez benefician las funciones mentales, afectando por tanto a importantes variables escolares como la atención o concentración.

Además, que la práctica sea lúdica y tenga un carácter motivacional puede ayudar a la liberación de neurotransmisores cerebrales como serotonina o endorfinas, que son determinantes en el rendimiento cognitivo.

Con respecto a los efectos en la sociabilidad, y según reseñan los expertos de la UJA, podrían deberse precisamente al aspecto social inherente al juego, ya que los jugadores deben salir fuera de casa, y tomar contacto con vecinos o amigos.

Además, y en relación a lo anterior, Alberto Ruiz-Ariza indica que el 57% de los participantes se sentían más motivados para salir fuera de casa gracias a Pokémon Go, el 52% considera que le ha ayudado a hacer amigos, y el 77% vería con agrado conocer nuevas versiones del juego.

Administrador
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE