¿Se sobrediagnostican los casos de TDAH?

3 Febrero 2017

Sin duda alguna, el diagnóstico del TDAH y su tratamiento, es una de las cuestiones que más controversia está generando en los últimos tiempos.

 

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.(1)

Está considerado un trastorno mental por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) y como tal, aparece en el manual de diagnóstico DSM-IV.

Según la sintomatología se clasifica en varios subtipos:

  • Con predominio del déficit de atención
  • Con predominio de la impulsividad y la hiperactividad
  • Combinado.


Los síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen un gran impacto en el desarrollo del individuo e interfieren en su funcionamiento social, emocional y cognitivo, causando una importante morbilidad y disfunción no solo en el niño, sino también en el grupo de compañeros escolares y en su familia.

En la actualidad, se admite que el TDAH es la patología neurocomportamental infantil y juvenil más frecuente. La preocupante alta prevalencia que ha aparecido en algunos estudios, con cifras tan elevadas como del 17%, ha de tenerse en cuenta; pero, por otra parte, no puede dejar de señalarse que al tratar con patologías del neurodesarrollo las cifras de prevalencia mórbida que se alejan muy por encima del 5% obligan a una interpretación cautelosa.(2)

 

¿Por qué se "sobrediagnostica"?

Por una parte, no hay demasiado acuerdo entre la comunidad científica en que estos graves problemas de comportamiento infantil deban ser tratados desde un enfoque clínico, mientras crecen las opiniones en contra del uso de psicofármacos en población infantil y en abordar el TDAH desde un enfoque psicopedagógico.

Por otra parte, la inespecifidad de los síntomas, y la posibilidad de ofrecer un diagnóstico que responda a las causas de ese cuadro, es según algunos expertos, como el Dr. Jose Luis Pedreira Massa, el caldo de cultivo del sobrediagnóstico de TDAH.

Así lo reflejaba en una reciente entrevista en el diario Nueva Tribuna (3), donde afirmaba categóricamente que:

Entre el 50-60% de los niños diagnosticados no lo tienen. Hay conductas normales en niños de determinada edad que a veces están muy exageradas y que producen síntomas desagradables de adaptación, pero no todo niño que responde a esto tiene TDAH. Con certeza, se puede decir que 1 de cada 3 niños diagnosticados sufre esta enfermedad. Por ejemplo, en una clase de 30 niños, no debería haber más que un caso, y resulta que hay 4, 5 o 6 que toman fármacos.

Recientemente, el portal Infosalus, publicaba un artículo (4), en el que la neuropsicóloga Paloma Méndez alertaba de esto mismo, y además hacía hincapié en la necesidad de un enfoque multidisciplinar:

Una vez sospechamos que el niño puede tender TDAH, debemos encaminar los pasos hacia su diagnóstico. La determinación del cuadro debe ser siempre multidisciplinar, siendo el eje central el neuropediatra, en colaboración con el psicólogo y el neuropsicólogo, fundamentalmente.


No obstante, esta misma experta incidía en la importancia del tratamiento a tiempo, por lo que considera un mal menor el sobrediagnóstico con respecto a no atender un desarrollo anormal del menor:

El mejor consejo es que, ante la duda, es menos perjudicial valorar a un niño que no tiene TDAH, que retrasar el diagnóstico precoz al pensar que el pequeño evolucionará normalmente. El protocolo a seguir si se sospecha de la presencia de TDAH es acudir a la consulta de neuropediatría y de neuropsicología-psicología infantil. En caso de confirmar el diagnóstico y, en función de la intensidad de los síntomas, se propondrá un tratamiento, siendo muy frecuente y exitoso la propuesta de una terapia combinada (médico-psicológica)

 

Controversia

Cuando la exageración en el diagnóstico de TDAH es tomada con humor, como por ejemplo hizo el famoso doctor e investigador en educación Sir Ken Robinson en su célebre charla TED, se genera cierta controversia entre quienes creen que se corre el riesgo de banalizar los trastornos del neurodesarrollo.

Una muestra de ello se produjo hace algo más de un año, con la polémica que generó la obra de teatro V.I.P. de Els Joglars, que pretendía hacer una reflexión y una crítica sobre la educación actual en la que la sobreprotección, la abundancia y la falta de disciplina convierte a los infantiles en pequeños grandes tiranos.

Desde las asociaciones de afectados se criticó esta obra, por entender que se relativizaba el problema en exceso, y fue contestada por otro experto, defendiendo y compartiendo la visión de los creadores de la obra.

 

Referencias

  1. ADANA FUNDACIÓ - Definición y tipos de TDAH
  2.  García Peñas JJ, Domínguez Carral J. ¿Existe un sobrediagnóstico del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)? Evid Pediatr. 2012;8:51.
  3.  Nueva Tribuna - ENTREVISTA CON EL PSIQUIATRA JOSÉ LUIS PEDREIRA - “Entre el 50 y el 60% de los niños diagnosticados de TDAH no lo tiene”.
  4.  Infosalus - Experta avisa de que se están sobrediagnosticando casos de TDAH en niños que sólo tienen problemas de conducta.

     
Administrador
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE